En la nota editorial de la revista Cuadernos de Pensamiento Político, que dirige Javier Zarzalejos FAES: “El PSOE lleva años sometiéndose al marco conceptual, al lenguaje y a la agenda del radicalismo”

15/07/2015

    _ “Esto deja en manos del Partido Popular la oportunidad y la responsabilidad de la centralidad política”

    _ Pasquino: “Donde las instituciones son sólidas y el sistema de partidos es representativo y competitivo, el populismo no tendrá éxito”

    _ Echeverría: “Libia es campo de pruebas de emergentes actores terroristas y zona de tránsito para tráfico de personas y la inseguridad perdurará”

    _ Corrales: “Es muy posible que el régimen de Venezuela termine respondiendo a su crisis política y económica volviéndose más restrictivo”

    _ El número también incluye artículos sobre al devenir de Grecia desde 2010, la reforma electoral italiana y el giro hacia el Pacífico de Obama

La revista Cuadernos de Pensamiento Político, editada por la Fundación FAES y dirigida por su secretario general, Javier Zarzalejos, publica este mes su número 47. Su nota editorial analiza el cambio político derivado de los apoyos poselectorales del PSOE, que ratifican que lleva años trabajando en “la sumisión completa al marco conceptual, al lenguaje y a la agenda del radicalismo”. “Esto deja en manos del Partido Popular la oportunidad y la responsabilidad de la centralidad política”, señala. El número incluye artículos del profesor de Ciencia Política Gianfranco Pasquino sobre populismo y su vínculo con la debilidad de las instituciones y los partidos, así como de los profesores Antonis Klapsis sobre los primeros meses de Syriza al frente del Gobierno griego y Ángel Rivero sobre los orígenes de la expresión ‘asaltar el cielo’.

La revista recopila también una aproximación al desmoronamiento del Estado Libio realizada por el profesor Carlos Echeverría; una reflexión de la experta en seguridad Ana Belén Perianes sobre los riesgos de propagación de la yihad en Europa por el retorno de combatientes de origen europeo a sus países, y un repaso a la deriva autoritaria del régimen de Nicolás Maduro, a través de lo que Javier Corrales denomina ‘legalismo autocrático’.

CAMBIO POLÍTICO
La nota editorial del número 47 de Cuadernos sostiene que el socialismo español trabaja desde hace años en “la sumisión completa al marco conceptual, al lenguaje y a la agenda del radicalismo y, en su defecto, a la del nacionalismo”. Esta circunstancia, junto a “la necesidad de consolidar un liderazgo precario”, ha mostrado al PSOE “como el reverso de un partido nacional”, y lo ha convertido “en un factor de desestabilización e incertidumbre, de centrifugación social y territorial, de polarización y fractura”. “Esto deja en manos del Partido Popular la oportunidad y la responsabilidad de la centralidad política”, asegura.

En este contexto, FAES señala que “el PSOE ha decidido que los resultados del pasado 24 de mayo provoquen el mayor impacto posible en los gobiernos municipales y autonómicos”. “Un cambio político muy por encima del cambio social y electoral” que, asevera, “irradiará esa sustancia política alegremente contrainstitucional, fresca en su sectarismo, desenfadada en su inexperiencia”, y que “suscita legítimas dudas sobre la idea que algunos tienen de las instituciones”.

La nota advierte de que “la intensidad que el PSOE tendría que poner en el descrédito del PP y del sistema común para agrupar el voto radical causaría sobre su electorado una erosión muy superior a la que ya le produjo en 2008 y en 2011, probablemente definitiva”. Y afirma finalmente que las elecciones de mayo han demostrado que en España “ni había candado ni hay garantía de que estemos a salvo de los peores escenarios”. “Democracia es esto, y en España la hay de verdad. El voto es demasiado importante como para experimentar con él sobre la idea del castigo, del miedo o de las operaciones políticas a tres o a cuatro bandas”, apunta. 

DESAFÍO POPULISTA
Gianfranco Pasquino explora en ‘Populismo, instituciones y Unión Europea’ las diferentes posibilidades de que el populismo se abra espacio político en las repúblicas presidenciales, especialmente en las democracias parlamentarias europeas y en América Latina. “El populismo está destinado a permanecer como desafío en todas las democracias, nacionales y supranacionales. Es una historia paralela a la historia y la evolución de la democracia que continúa hoy”, sostiene el profesor emérito de Ciencia Política de la Universidad de Bolonia.

Pasquino sitúa en la solidez institucional y del sistema de partidos la línea que separa el éxito y el fracaso de los movimientos populistas. “Donde las instituciones son sólidas y gozan de legitimidad, donde los partidos son organizaciones representativas y el sistema de partidos es competitivo, el desafío de los populismos podrá incidir en el funcionamiento del sistema político, pero no tendrá éxito”, subraya. Y añade: “En otros lugares podrá vencer, pero hasta ahora solo ha dado malas pruebas de sí mismo, mostrándose incapaz de institucionalizarse”.

El artículo desmonta además la habitual crítica populista del supuesto déficit democrático de la Unión Europea, argumentando que “el Parlamento europeo es elegido por los ciudadanos de los Estados miembros y el Consejo está compuesto por los jefes de Gobierno a los que apoyan las mayorías parlamentarias de sus respectivos países. Y aunque el presidente de la Comisión no es elegido directamente, sino por el Consejo de los jefes de Gobierno, desde 2014 esta nominación debe ser la del candidato del grupo parlamentario que ha obtenido más escaños”.

CAOS CRECIENTE
El profesor de Relaciones Internacionales de la UNED Carlos Echeverría analiza en ‘El desmoronamiento del Estado libio. Consecuencia de decisiones precipitadas en política exterior y de seguridad’ la situación de “caos creciente” en el país, ilustrado “en buena medida en la existencia simultánea de dos Gobiernos y dos Parlamentos”. El autor parte de la propia idiosincrasia del país, caracterizado por un “surrealista modelo de Estado”. “Un conglomerado de tribus, escasa población, endebles estructuras estatales y abundante población extranjera atraída por la enorme riqueza del país fue el escenario en el que estallaron las revueltas en febrero de 2011”, recuerda.

Echeverría describe el proceso que, desde entonces, ha convertido a Libia en campo de pruebas de “emergentes actores terroristas, con especial atención al Estado Islámico, y en zona de tránsito para los tráficos ilícitos, particularmente de seres humanos”. Por todo ello presenta “el presente y el futuro de Libia como un gran interrogante que hace aún más difícil el trabajo de quienes desde fuera, con la ONU a la cabeza, pretenden encontrar fórmulas de entendimiento entre el máximo número posible de actores que puedan desembocar en un proceso de normalización y estabilización pacíficas”. La gravedad de la situación, no obstante, “permite prever que la inseguridad en el país perdurará”, señala. 

Una perspectiva global del yihadismo y sus riesgos para Europa ofrece la experta en seguridad en el Mediterráneo, Próximo Oriente y Oriente Medio Ana Belén Perianes en su artículo ‘La extensión del Estado Islámico por el norte de África y el África Subsahariana’. A su juicio, “la amenaza que suscita el terrorismo yihadista para Europa viene marcada por el conflicto sirio-iraquí, con la pugna de Estado Islámico y al-Qaeda para obtener el liderazgo de la yihad global, y por el posible retorno de combatientes extranjeros de origen europeo a sus países”. Por ello, indica que “las medidas europeas de prevención de la radicalización son imprescindibles para combatir la captación de simpatizantes y el reclutamiento de combatientes”.

RÉGIMEN HÍBRIDO
La creciente deriva hacia el autoritarismo del régimen de Nicolás Maduro y su incompatibilidad con la democracia de pleno derecho centra el análisis que el profesor de Ciencia Política en el Amherst College de Massachusettts Javier Corrales lleva a cabo en el artículo ‘El legalismo autocrático en Venezuela’. “Venezuela se convirtió durante el mandato de Chávez y su Partido Socialista Unido en el mejor ejemplo de régimen híbrido en América Latina”, apunta en el texto, donde define ‘régimen híbrido’ como aquel que “manifiesta simultáneamente prácticas democráticas y autoritarias, de modo que el partido de gobierno compite en elecciones pero el presidente gobierna con un sistema de frenos y contrapesos socavados”.

Explica Corrales que, “a través del uso, abuso y desuso de leyes”, Maduro ha conducido al país hacia más autoritarismo que el propio Chávez, espoleado por “la pérdida de competitividad electoral y por el panorama económico”. “Visto su mandato, Maduro parece estar confiado en tener el control institucional necesario para seguir el curso de mayores restricciones”, asegura en el artículo, jalonado de datos como el hecho de que “ni una de las 45.474 decisiones del Tribunal Supremo desde el 2005 ha fallado en contra del Gobierno”. “Su discurso de enfrentar una guerra económica le da la justificación para llevar a cabo un contrataque. Es muy posible que uno de los regímenes más restrictivos de América Latina responda a su crisis volviéndose más restrictivo”, afirma.

EL CIELO POR ASALTO
Este número de la revista de FAES presta atención a la cuestión populista en otros dos artículos. En ‘Syriza en el Gobierno: ‘Tomar el cielo por asalto’, el profesor de la Hellenic Open University Antonis Klapsis describe las circunstancias y promesas que facilitaron la llegada al Gobierno de Grecia del partido de Alexis Tsipras, así como las amargas realidades que ha debido enfrentar y no ha hecho. Por su parte, el profesor de Teoría Política de la Universidad Autónoma de Madrid Ángel Rivero repasa en ‘Asaltar el cielo’ los orígenes de la expresión, recuperada recientemente por el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y sobre la que “la historia nos enseña que ha sido siempre un fracaso: o acabó en dolorosa derrota o conquistado el cielo vino el infierno”.

Cuadernos 47 incluye además los siguientes textos: ‘El conservador convencido’, de Roger Scruton; ‘La reforma electoral italiana de 2015’, de Marco Olivetti; ‘Orígenes y justificación del presidencialismo americano’, de Javier Redondo; ‘El denostado siglo XIX’, de Luis Arranz Notario; y ‘¿Giro hacia el Pacífico? La política exterior de la Administración Obama hacia Asia Oriental’, de Juan Tovar.