Crisis de las instituciones

10/07/2010

Ignacio Astarloa: “El balance de la situación pone a esta España menguante, sin exageración, ante una perspectiva de decadencia en los principales capítulos que definen una sociedad moderna”

“Crisis económica sin fondo, descrédito internacional con la presidencia de la UE como último episodio; retroceso histórico en términos de convivencia y de vertebración; y en lo político, auténtica crisis de sistema. También desconfianza en la política y en los políticos, ahora convertidos en uno de los mayores problemas nacionales, cuestionamiento de la eficacia de la democracia, debate público ridículo, falta de horizonte, falta de proyecto de país que si algo anuncian es inestabilidad y conflicto”

“El proyecto del señor Zapatero es el de la sociedad del gratis total; blanda y hedonista; acrítica y poco comprometida. La de la cultura de la beneficiencia, con hipertrofia de derechos y atrofia de deberes”

“Hoy es un día tremendo para hablar de cómo interpretan los socialistas el principio de legalidad. Un presidente autonómico socialista va a encabezar una manifestación contra una sentencia del Tribunal Constitucional. Es inimaginable un mayor desafío al Estado derecho”

“Nuestro Parlamento languidece en una rutina infructuosa ajeno a la toma de decisiones relevantes. Se está legislando directamente por la vía del decreto-ley ante la dificultad de obtener una mayoría exigua para sacar adelante las leyes. Por esta misma vía se ha llevado adelante, sin el debido debate parlamentario y a despecho de unos presupuestos sencillamente falsos, la modificación de la estructura del gasto público en España”

“Ligado con el descrédito de los valores de parlamentarismo está el desprecio de los consensos pasados y futuros y la sustitución de los pactos de Estado por la dinámica frentista y crispadora del pacto del Tinell y la aversión de Rodríguez Zapatero a cualquier pacto con el PP”

“Entonces queda el balance del Gobierno de Rodríguez Zapatero que trazase a tiempo Javier Zarzalejos: ni liderazgo, ni pensamiento estratégico, ni interés por los grandes acuerdos, ni confianza en la sociedad civil: cultura política que rechaza la excelencia, descalifica la competencia, desincentiva el esfuerzo”

“Desgraciadamente creo que no me equivoco cuando desde hace tiempo sostengo que los socialistas han suscitado en España una grave ‘cuestión judicial’, persiguiendo afanosamente que la Justicia se someta al poder político para ejecutar de verdad la muerte Montequieu que ellos mismos proclamaron hace unos años”

“No habrá cambio institucional sin cambio social, lo cual implica cuestiones como la educación o el papel de los medios de comunicación y también el espíritu cívico y la preocupación de los ciudadanos por la cosa pública”