<i>Cuadernos de Pensamiento Político 24</i>

05/11/2009



De Areilza analiza el Tratado de Lisboa, "que conserva casi todas las reformas de la fallida Constitución europea, en ocasiones con un empeoramiento del contenido"

Günter Krings propone una evolución en el sistema federal alemán y señala que "los länder tienen la responsabilidad de poner en orden sus propios presupuestos"


Ignacio Astarloa demanda "una importante reforma constitucional, electoral y de los reglamentos parlamentarios" para salir de la "crisis política" en España


Pérez Díaz invita a los políticos, en otro de los artículos de la revista, a escuchar "algo sensato sobre educación" de "los padres y madres de familia"



/20.10.2009/ Cuadernos de Pensamiento Político, editada por FAES y dirigida por Javier Zarzalejos, ya tiene a la venta su número 24, que trata, entre otras cuestiones, la coyuntura política de la Unión Europea y el Tratado de Lisboa, las virtudes y los problemas del sistema federalista alemán a la luz de la actual crisis económica, y el desgaste democrático e institucional en España.


José María de Areilza, titular de la Cátedra Jean Monnet-Instituto de Empresa y decano de IE Law School, analiza en La Unión Europea de 2010 la coyuntura política de Europa, que "no atraviesa su mejor momento" y está pendiente de la aprobación y puesta en marcha del Tratado de Lisboa, un pacto "que conserva casi todas las reformas de la fallida Constitución europea, en ocasiones con un cambio de terminología y en otras con un empeoramiento del contenido o de la claridad de las nuevas reglas del juego".


De Areilza señala que uno de los problemas políticos del acuerdo de Lisboa es que "no hubo una renovación profunda del tándem franco-alemán a través de un proyecto europeo atractivo que pudieran compartir todos los europeos". El autor considera, por el contrario, que "los Gobiernos de estos países impulsaron el Tratado por razones defensivas distintas. Alemania quería ganar peso en el Consejo de Ministros y Francia ser aún más influyente en las relaciones externas europeas".


En Reforma federal en Alemania, otro de los textos de Cuadernos 24, Günter Krings, abogado y profesor de Derecho Constitucional en la Universidad de Colonia, reflexiona sobre el sistema federal alemán, que, en su opinión, "debe evolucionar hacia un federalismo dinámico, competitivo y creativo". El autor asegura que, en el contexto de la crisis económica, "los länder tienen la responsabilidad de poner en orden sus propios presupuestos, no confiar en recibir pagos externos". En este sentido, Krings subraya que "las normas constitucionales que rigen las finanzas públicas no pueden quedar excluidas de este proceso".


A pesar de las críticas, el autor afirma que "sólo un sistema federal ha demostrado ser capaz de proteger la libertad individual" y destaca que "la ventaja de un Estado organizado federalmente es que los problemas se pueden tratar allí donde se producen".


CRISIS POLÍTICA EN ESPA?"A


Ignacio Astarloa, diputado del PP por Vizcaya, habla de "crisis política" en el artículo  Democracia y crisis de las instituciones, en el que demanda "una importante reforma constitucional, electoral y de los reglamentos parlamentarios" para llevar adelante "una ardua tarea de regeneración institucional".


Astarloa critica, en este sentido, "el desprecio a la oposición y con él a los pactos de Estado y a las políticas de Estado" del Gobierno de Rodríguez Zapatero, contra el que también carga por "repartir el poder en cuotas con los nacionalistas y aceptar su agenda, más allá incluso de los límites constitucionales".


Por su parte, el catedrático de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, Víctor Pérez Díaz, recoge el testigo de Astarloa en El malestar de la democracia: la clase política, texto en el que trabaja con la hipótesis del "peor escenario" de la clase política en España, caracterizado por "las muestras de mala fe y de ventajismo" de los partidos combinadas con "la incapacidad por parte del Gobierno central para manejar una crisis económica prolongada y grave o sacar al país de una situación de estancamiento", con "una justicia demasiado lenta" o con la "indecisión en temas como el energético o el educativo".


Este panorama "puede mejorar sustancialmente si los políticos evitan la tentación oligárquica y se comportan como élites responsables". A su juicio, los partidos deberían construir sus programas en función de la sociedad: "Los expertos, los mercados, el tejido asociativo les irán contando lo que tendrá que hacer con los temas económicos. Los padres y madres de familia, los profesores y los empleadores tendrán que decirles algo sensato sobre educación; o ésta no acabará nunca de estar en su sitio", apunta Pérez Díaz en la revista de FAES. "Es preciso que el cuerpo social reaccione, y en esta frontera vital de los treinta años de esta democracia, se enderece, eleve su mirada y la proyecte más lejos", concluye el autor.


Junto a estos textos, la revista también cuenta entre sus páginas con los siguientes artículos: Languidez post-socialdemócrata, de Valentí Puig; La refundación del PP, de Lourdes López Nieto; El marxismo y las desventuras de la bondad, de Mauricio Rojas; La encrucijada de la España constitucional, de Eugenio Nasarre; Libertad religiosa en el marco constitucional, de Alberto de la Hera; Ortega, los años más tristes, de Margarita Márquez Padorno; Constitución y soberanía, de José J. Jiménez Sánchez; Libertad de educación y diferencia, de Javier Sota Ramos; y La brújula y el radar, de Mira Milosevich.