Prescott: "Si un déficit grande estimula la solución, España debería ser el número uno"

05/11/2009

Prescott: "Si un déficit grande estimula la solución, España debería ser el número uno"

El Premio Nobel ha afirmado que "el gasto público no estimula la economía"

"España debería reducir los gastos y no mantener el déficit público que le está perjudicando tanto"

"Estados Unidos va a perder una década de crecimiento", ha pronosticado el conferenciante

El Premio Nobel de Economía, Edward C. Prescott, ha criticado, esta mañana en la jornada final del curso "Confianza contra la crisis" del Campus FAES, las medidas contra la recesión encaminadas al gasto público y la subida de impuestos. "Si un déficit grande estimula la solución, España debería se el número uno", ha afirmado.

Según Prescott, "España debería reducir los gastos y no mantener el déficit público que le está perjudicando tanto", una receta aplicable a otros países, como Estados Unidos, que "va a perder una década de crecimiento" como consecuencia de la política de Obama "a favor del aumento de impuestos y de la intervención de "la Casa Blanca". Y es que, sobre este asunto, Prescott ha sido tajante: "El aumento de tipos impositivos no consigue una mayor recaudación. Al final hay que reducir el gasto público, que no estimula la economía".

Entre otros aspectos de la crisis actual, el Nobel se ha referido a la crisis de confianza. "Los trabajadores que piensan que van a perder sus trabajos lógicamente dejan de comprar coches", ha afirmado. "Estos temores están aumentando" como consecuencia, entre otras medidas, del aumento de tipos impositivos, "que reduce la cantidad de capital disponible".

Aunque la contracción actual de la economía, del cinco por ciento en Estados Unidos, no preocupa a Prescott tanto como la que se produjo en la gran depresión, que llegó al 40 por ciento, el experto en economía ha afirmado que "Estados Unidos va a perder una década de crecimiento".

MEDIDAS EFICACES

Para salir de la crisis, Edward Prescott ha puesto el ejemplo de Chile, que, para superar la crisis de los ochenta, "estableció reformas normativas, fiscales y bancarias" y "no solamente se recuperó sino que se produjo un milagro económico".

En este sentido, el conferenciante ha criticado a los países que "subvencionan la ineficiencia", ha abogado por prohibir los intermediarios financieros y se ha mostrado contrario al rescate de entidades como Lehmann Brothers, "que toman mucho prestado, prestan muchísimo y están apalancadísimas. Si el valor de los activos baja, son insolventes, y cuando hay que rescatarlas, son los contribuyentes los que tiene que hacer esos pagos".

Prescott ha manifestado su rechazo a una excesiva regulación y ha recomendado caminar por la senda del recorte de impuestos, de las inversiones en infraestructuras y de las políticas favorables a la productividad: "En Europa se trabaja el 70 por ciento de lo que se trabaja en países como Estados Unidos o Australia, lo que hace que tenga menor productividad, ha explicado Prescott.