José María Aznar defiende la reforma <br>de la OTAN en la sede del Eurocuerpo

05/11/2009

IV Conferencia anual de juristas de la OTAN, hoy martes, 9 de junio, en Estrasburgo

José María Aznar defiende la reforma
de la OTAN en la sede del Eurocuerpo








En presencia del general James Mattis y del jefe del Eurocuerpo, el teniente general Pedro Pitarch



/09.06.2009/ El presidente de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), José María Aznar, ha pronunciado hoy martes, 9 de junio, en la sede del Cuartel General del Cuerpo del Ejército Europeo, con sede en Estrasburgo, una conferencia sobre el presente y el futuro de la Alianza Atlántica.


Aznar, en el marco de la IV conferencia anual de juristas de la OTAN en el Eurocuerpo, y coincidiendo con  el 60 aniversario de la creación de la OTAN, ha presentado el informe elaborado por la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales en el que se propone una reforma de la OTAN, una organización que "debe optar por renovarse o perder relevancia y eficacia", ha indicado Aznar en presencia del general norteamericano James Mattis, mando supremo aliado de Transformación; y del comandante general del Eurocuerpo, el teniente general Pedro Pitarch.

Aznar ha destacado que "en su 60 aniversario se nos brinda la ocasión de convertir la OTAN en lo que siempre fue: un instrumento eficaz en la defensa de la seguridad y la libertad. Nuestra seguridad y libertad, que no hay que olvidar, dependen de la seguridad y libertad de los demás".


El presidente de FAES también ha defendido una profunda modificación de la Alianza Atlántica para que siga sirviendo a un mundo libre: "La OTAN es un instrumento al servicio del mundo libre y, por tanto, no debe cerrarse a la colaboración con las democracias libres que deseen contribuir a la seguridad global. Si para ello la OTAN debe cambiar la naturaleza y alcance de sus programas, tendrá que hacerlo. Y estamos ante una oportunidad única para poder llevar a cabo todo esto", ha asegurado.


A juicio de Aznar, "la Alianza se ha convertido en una Alianza global en términos de alcance, con operaciones repartidas por todo el mundo. Sin embargo, para ser realmente eficaz, sus acciones deberán basarse en una asociación global. Deberá buscar aliados donde sea necesario, sin límites geográficos".


En su intervención, José María Aznar ha alabado "el regreso de Francia a las estructuras militares aliadas" como otro gran avance para el futuro de la OTAN.  "Francia es una de las mayores potencias europeas y no tenía sentido que no participara plenamente en las decisiones de la Alianza. Su regreso al corazón de las estructuras militares aliadas es una gran noticia para la causa de la seguridad de las naciones libres", ha asegurado.


El presidente de FAES ha recordado que "los aliados de la OTAN llevan debatiendo algún tiempo sobre la elaboración de un nuevo concepto estratégico que sustituya al de 1999, que aunque sigue en vigor, claramente ha quedado obsoleto. Sería un error adoptar un enfoque cortoplacista. En el momento de su creación, la OTAN fue el resultado de una visión grande y ambiciosa. Hoy, igual que entonces, deberá estar preparada para dar pasos audaces. No es tiempo de que la Alianza haga pequeños ajustes sino de desarrollar una concepción de altas miras".


Aznar ha concluido su intervención asegurando que "la OTAN no debe temer al futuro. Ha seguido atrayendo nuevos miembros, ha continuado ampliando el alcance de sus misiones y su capacidad de intervención. Aunque no conviene dormirse en los laureles. Es tiempo de pensar en lo que deberá hacerse en los próximos sesenta años en lo que ahora es un medio estratégico complejo donde, desafortunadamente, abundan los riesgos y las amenazas".