En defensa de los foros cívicos contra el terrorismo

05/11/2009

En defensa de los foros cívicos contra el terrorismo




 

Inma Castilla de Cortázar: "El nacionalismo vasco es el principal demoledor del consenso y de la verdad"



Eduardo Uriarte: "Sería higiénico que el nacionalismo dejara de gobernar en el País Vasco"



Isabel Durán: "Desde la llegada de Zapatero hay algunos que no luchan por la libertad"



/12.07.2008/ La segunda jornada del curso "La sociedad civil y la causa de la libertad" del Campus FAES que se ha celebrado esta mañana ha tratado sobre los foros cívicos de lucha por la libertad y contra el terrorismo. En ella, han participado Inma Castilla de Cortázar, vicepresidenta del Foro de Ermua; Eduardo Uriarte, director gerente de la Fundación para la Libertad; y la periodista Isabel Durán.

Castilla de Cortázar ha afirmado que "el nacionalismo vasco es el fundamental demoledor del consenso y de la verdad". En cuanto al consenso, ha advertido que "tiene límites" y que "la verdad no se convierte en falsedad porque lo diga la mayoría". Este "relativismo cómodo" es, para la ponente, una de los peligros de nuestra democracia. La vicepresidenta del Foro de Ermua ha explicado que "los foros cívicos empezaron gritando libertad, la que ETA y el nacionalismo étnico nos entorpecen, pero seguiremos exigiendo igualdad y solidaridad". Para De Cortázar, "la solución a este problema se llama España, como garante de toda libertad, igualdad y solidaridad".

 

La ponente también ha subrayado cuál es el papel fundamental de los foros cívicos: "Gentes tan diferentes como Eduardo Uriarte y yo luchamos codo con codo para derrotar a ETA sólo con la Ley y para que exista una alternativa social al nacionalismo vasco". En palabras de De Cortázar, "quien no se rebela ante los regímenes totalitarios se acaba corrompiendo".

Eduardo Uriarte ha señalado que "sería higiénico que el nacionalismo dejara de gobernar en el País Vasco y que hubiera un encuentro real entre los partidos constitucionalistas". Para el director gerente de la Fundación para la Libertad, "la Constitución es sagrada ya que destruir la convivencia nos llevaría al caos. Tenemos que tener derecho a debatirla, a modificarla pero su esencia es sagrada y ésta debería de haber sido la aportación de la izquierda".


El que fuera condenado a dos penas de muerte por pertenencia a ETA ha reconocido que "los que fuimos muy malos descubrimos un espacio común en el que lo importante es la convivencia y abandonamos nuestros máximos de exigencia". Uriarte ha destacado que los foros cívicos defienden los valores y los derechos de las personas, la convivencia y luchan contra los totalitarismo".


Isabel Durán ha criticado que "con la llegada de Zapatero a la Secretaría General del PSOE en el año 2000 se cambiaron las tornas de la lucha por la libertad y ya algunos no luchan por la libertad sino por un relativismo acomodaticio". Ahora, ha continuado la periodista, "son los foros cívicos quienes enarbolan esa lucha, incluso en los juzgados como cuando se presentaba al acusado Otegi como hombre de paz". Durán ha parafraseado a Natan Sharansky y ha subrayado que "lo esencial no es ser de izquierdas o de derechas sino ser decente y distinguir entre lo que está bien o mal".