Némo considera que hay muchos casos en los que la izquierda manipula la Historia

05/11/2009

Némo considera que hay muchos casos en los que la izquierda manipula la Historia




 





"Todos los países del mundo occidental llevan el germen de las democracias liberales"


"Los libertarios norteamericanos reconocen la deuda europea que resulta del nacimiento del liberalismo"


"El modelo liberal fue el que triunfó en el siglo XX frente al fascismo y al comunismo"





/09.07.2008/ El filósofo francés y autor del libro ¿Qué es Occidente?, editado por Gota a Gota, Philippe Némo, ha participado esta mañana en la tercera sesión del curso "Políticas económicas en tiempos de crisis" que se celebra en el Campus FAES. Némo ha reivindicado en su exposición las raíces europeas del pensamiento liberal a pesar de que encontró un campo fértil en el mundo anglosajón. El filósofo francés ha alertado que "hay muchos casos en los que la Historia está manipulada por las administraciones educativas controladas por la izquierda".

"Todos los países del mundo occidental ?"ha subrayado?" tienen el germen de las democracias liberales". Para el filósofo francés, "estos países occidentales comparten el molde formado por la ciencia griega y el Derecho Romano". Para Némo, "existen tres niveles en el liberalismo que generan un orden superior y no anárquico: las libertades intelectuales como la de prensa o la de expresión; la libertad económica, que tiene sus inicios en España e Italia; y las libertades políticas, en las que tienen gran influencia el calvinismo holandés y francés".


TRIUNFO MODELO LIBERAL

Némo ha apuntado que "el modelo liberal fue el más apoyado en el siglo XX y triunfó ante el fascismo y comunismo, imponiendo sus pensamientos liberales en estos dos modelos, causando los resultados más positivos en la historia de ambos". El autor de la obra ¿Qué es Occidente? ha repasado la importancia de España en el surgimiento del liberalismo, especialmente en el terreno económico con las aportaciones de la Escuela de Salamanca, en la que destacó el jesuita español Suárez.


En opinión de Némo, "los libertarios norteamericanos reconocen la deuda de Europa. No hay que avergonzarse ante el liberalismo anglosajón. No debería haber ningún muro que impida entrar y construir juntos". En este sentido, el historiador ha señalado que "el gran problema político actual de Europa es que las ideas liberales progresan en todo el mundo pero en países como España o Francia parece que se percibe como una ola anglosajona difícilmente adaptable a nuestras realidades".


El ponente ha subrayado la importancia que tienen las reglas del juego y su cumplimiento en una democracia liberal: "El liberalismo constituye un intercambio pacífico y fecundo entre personas siempre y cuando haya unas reglas del juego que se cumplan para evitar que haya posiciones dominantes en esa relación".