Venezuela es víctima “de los atropellos del odio y de escandalosos índices de corrupción, violencia y muerte”

04/07/2015

    _ Se ha emitido un video en apoyo a Ledezma y un mensaje de Lilian Tintori, en el que ha reiterado su petición de libertad para los presos políticos venezolanos

    _ Miguel Henrique Otero ha dicho que el populismo venezolano “está en expansión” y ha advertido de que “es el maestro de Podemos”

La segunda sesión de hoy en el Campus FAES ha sido la dedicada a Venezuela, ‘Democracia, populismo, dictadura’,en la que han intervenido la esposa del preso político Antonio Ledezma, Mitzy Capriles, y el editor y director del diario el Nacional de Caracas, Miguel Henrique Otero, moderados por el director del diario ABC, Bieito Rubido. Asimismo, se ha emitido un mensaje de la mujer de Leopoldo López, Lilian Tintori, y un video en apoyo a Ledezma. El expresidente del Gobierno y presidente de la Fundación FAES, José María Aznar, también ha participado en el acto.

Durante su intervención, Mitzy Capriles ha denunciado “la crisis humanitaria; la crisis política, en la que se reprime a los dirigentes más calificados, pero que también sufrimos los venezolanos en todos los ámbitos; la profunda crisis económica, con el desabastecimiento y la inflación, y la crisis institucional”. Todo ello, ha añadido, “aunado a los hospitales colapsados; la crisis social en la que los pobres son cada vez más pobres, y la clase media, que ya se ha convertido en media clase hace mucho tiempo” ha convertido al pueblo venezolano en “víctima de los atropellos del odio, la crisis ética, y escandalosos índices de corrupción, violencia y muerte”.

Capriles también ha pedido “apoyo estricto de los países para que “no callen sino que otorguen” y ha afirmado que “juntos vamos a seguir luchado la figura de la unidad” para lograr la libertad en Venezuela. Tras sus palabras, se ha emitido un video con imágenes inéditas de su detención y denunciando la situación que sufre Venezuela.

Durante la mesa ha sido proyectado un mensaje de Lilian Tintori, grabado el pasado miércoles 1 de julio tras la reunión que mantuvo con el expresidente Aznar. Así ha reiterado su petición de libertad para los presos políticos venezolanos y ha llamado a la Unión Europea, UNASUR y OEA a implicarse sobre el terreno en la observación democrática de las elecciones presidenciales fijadas para el próximo 6 de diciembre. Ha expresado, además, que la profunda crisis política, económica y social que sufre Venezuela tiene que ser superada por la vía constitucional, pacífica y electoral.

POPULISMO
Por su parte, Miguel Henrique Otero, ha hablado sobre el populismo y ha dicho que “es producto de la crisis de representación, de las demandas insatisfechas, del resentimiento político, de los sentimientos de marginación” y ha dicho que “ha sido una constante de América Latina en nuestros gobiernos”. Además, ha subrayado que “no es un fenómeno reducido a Venezuela, sino que está en expansión”. “Basan su discurso en la dicotomía pueblo-antipueblo, en la ausencia de programas concretos y en los planteamientos emocionales, sobre los racionales” y “esto está llegando hasta acá”, ha alertado y ha afirmado que este tipo de populismo “es el maestro de toda la gente de Podemos”.

En cuanto a la libertad de expresión en Venezuela, ha indicado que “el 40 por ciento de la población solo tiene acceso a medios oficiales” y se ha preguntado “cómo puede haber una elección imparcial” en estas condiciones. En este sentido ha contado cómo el régimen “ha ido cerrando y haciendo desaparecer el periodismo independiente por muchas vías: desde la agresión física, la elaboración de leyes para cerrar medios discrecionalmente o para generar autocensura, la represión administrativa, tributaria y publicitaria, y la utilización de radio y televisión para difamar, desprestigiar y amenazar, hasta el uso de los tribunales”.

Durante su introducción de los ponentes, Bieito Rubido ha reflexionado sobre cómo “las sociedades libres, a través del periodismo, tenemos el mandato moral de colaborar a inocular permanentemente los anticuerpos necesarios para que no haya tentaciones como las que ahora mismo puede haber en nuestro propio país o en algunos otros países de Europa donde el populismo crece de manera preocupante”. “Y partiendo del espejo que es Venezuela podemos intentar reflexionar y, sobre todo, ver los destrozos que en la convivencia, que en la vida de un país, puede hacer el populismo”, ha precisado.