EL ESPACIO DE LA SOCIEDAD CIVIL

15/06/2020

La reunión empresarial convocada por la CEOE es una iniciativa oportuna y necesaria. España se enfrenta a una crisis económica fulminante con una dramática repercusión sobre el empleo y la cohesión social y lo hace con un marco institucional deteriorado y un Gobierno que reúne todas las contradicciones posibles en su precariedad parlamentaria, y se muestra una y otra vez incapaz, por voluntad propia, de articular los acuerdos necesarios que dejen al margen los radicalismos, las recetas populistas y neutralicen en vez de fortalecer las presiones disgregadoras que sufre nuestro país.

Es alentador que el sector privado en el que se encuentran proyectos empresariales de éxito global haga visible este paso al frente y afirme su compromiso con el futuro. Deja a un lado la constante denigración de la actividad empresarial que se proyecta desde sectores muy influyentes del Gobierno que exhiben sus atávicos prejuicios contra los motores de la creación de riqueza, la innovación y el empleo.

Esta crisis no es como las anteriores. Es cierto, y una de sus diferencias radica precisamente en que la sociedad civil tiene el derecho y el deber de reclamar su espacio, de ser escuchada y de ser respetada. Una de las claves fundamentales para la recuperación será la capacidad para la colaboración público-privada, la capacidad para forjar una nueva asociación en la que el reconocimiento de los límites de cada uno de estos ámbitos abra el terreno de una cooperación real y productiva. Ni la transformación digital, ni la transición energética, ni el imperativo de mejora en la formación, ni las condiciones para la creación de más y mejor empleo mientras se alivian los efectos cataclísmicos del parón económico, podrán realizarse si no se abren nuevos espacios en esta colaboración.

#Spain #Economy #CrisisEconómica #Government #CEOE #COVID19 #AnotacionesFAES