Quiroga: "América Latina debe elegir entre la petrotiranía y la libertad"

05/11/2009



RÉGIMEN LENINISTA


Quiroga ha recordado que "desde que Chávez llegó al poder en 1999 ha ido poco a poco configurando su régimen, que es leninista en lo político y marxista en lo económico, así como su difusión a otros países del entorno. El primer paso fue la creación de una Asamblea Constituyente que ha ido diluyendo y licuando la Constitución y las instituciones del Estado. Desde un primer momento la proyección internacional ha sido una parte importante de su proyecto, así la injerencia en Bolivia data del año 2000, y viene sustentada por el petróleo y la consolidación interna del régimen chavista. Si bien para el ponente el punto de inflexión se produce en el año 2002 cuando Chávez toma control de unas Fuerzas Armadas que eran las más institucionales de la región. Ahora esos militares saludan a Chávez al grito de patria, socialismo o muerte".


La flexibilidad es, en opinión de Quiroga,  "clave" para entender el éxito que el proyecto anti imperialista está teniendo en diversos puntos del continente. Por ello encontramos que los políticos que están en la esfera de influencia de Chávez pueden llegar incluso a posicionarse con la Iglesia y pedir la penalización del aborto, como es el caso de Ortega en Nicaragua, con tal de conseguir hacerse con el poder. Las campañas de los líderes populistas se basan en el todo vale y caen incluso en la amenaza del uso de la violencia. Así sucedió en Bolivia, en el que el eslogan utilizado para ganar a Quiroga era "con Quiroga hay guerra civil", y creó en los votantes una especie de síndrome de Estocolmo que fue muy rentable electoralmente", ha indicado el ponente.


La última parte de la intervención del ponente ha estado centrada en Bolivia y ha desacreditado la política de Morales, que se presenta como líder indigenista aunque apenas habla quechua o aimara. En este país andino se observa un creciente deterioro de la estructura del Estado y viejos fantasmas como el del cultivo de droga están volviendo con fuerza. Si entre el año 1998 y 2003 se consiguió reducir la producción de coca en un 80 por ciento, ahora Bolivia volverá a ser la campeona o sub campeona mundial de coca.

Ha habido un considerable aumento de los ingresos procedentes del gas y la energía ya que, por exigencias de los contratos suscritos con terceros países, se ha triplicado el precio y volumen pero, además, también se han triplicado los impuestos. No obstante, resulta dudoso que en el actual clima de inestabilidad e inseguridad se puede seguir satisfaciendo la demanda interna y externa. Y este sector no es el único susceptible de caer en manos públicas sino que, pese a la ingenuidad de algunos empresarios que creen que los líderes populistas sólo se interesan por sectores estratégicos, éstos nacionalizan todo aquello que sea rentable y que contribuya a financiar su régimen.



Jorge Quiroga ha concluido su intervención llamando la atención sobre la "encrucijada en la que se encuentra América Latina, que debe elegir entre el "proyecto Tarzan" totalitario de Chávez y la libertad democrática. Ésa es la disyuntiva a la que se enfrenta este hemisferio en el siglo XXI: petrotiranía vs libertad".


Para acabar con la oscura noche totalitarista y alcanzar ese ansiado horizonte de libertad, el ex presidente de Bolivia llama al compromiso y la unidad, consciente de que América Latina debe librar una dura batalla pero con la convicción de que es mejor una patria sin padre que un padre sin patria.